top of page
Buscar
  • Foto del escritorAna María de la Iglesia

Jesús López Cobos. El maestro


Don Jesús López Cobos
Como es sabido por la gran mayoría, Toro es cuna de grandes personajes, como reyes, historiadores, estudiosos, artistas, músicos, etc.

Entre todos ellos podemos destacar, por ejemplo: el Rey Juan II de Castilla, nacido en el Monasterio de San Ildefonso en 1405; Fray Diego de Deza (1443-1523), obispo de Zamora, Salamanca, Jaén y Palencia y arzobispo de Sevilla; las familias de escultores como Ducete, Rueda y Tomé; Luis de Ulloa y Pereira (1584-1674), escritor y poeta del Siglo de Oro; Manuel Luis González Allende (1778-1847), político, filántropo y fundador de la Fundación González Allende; Carlos Latorre (1799-1851), primer actor en interpretar a Don Juan Tenorio de José Zorrilla; y por último Delhy Tejero (1904-1968) pintora y dibujante de la llamada Edad de Plata.

Sin embargo, hoy queremos hacer especial mención al músico e ilustre toresano Don Jesús López Cobos (25 de febrero de 1940 – 2 de marzo de 2018) quien tal día como hoy habría cumplido 83 años y el mes que viene se cumplirán 5 años de su fallecimiento. Nació en Toro un 25 de febrero de 1940, aquí vivió hasta los 6 años para posteriormente trasladarse a Málaga e ingresar en el Seminario Diocesano, donde comenzó su contacto con la música, ya que allí cantaba gregoriano y se unió al coro. Estudió filosofía en la Universidad de Granada. Aunque cuando ingresó en el conservatorio de Madrid se dio cuenta que de no quería seguir con la filosofía y decidió dedicarse a la música, vocación que le vino de sus padres, ya que a su padre le gustaba mucho la cultura alemana y artistas como Bach, mientras que a su madre le encantaba la zarzuela. Toda su infancia estuvo marcada por la música. En 1966 se diplomó en Composición y así empezó su carrera. Posteriormente recibió diversos galardones por haber sido el fundador y director de la coral Universitaria de Madrid.

Entre sus reconocimientos podemos destacar:
  • 1968: Primer Premio en el Concurso de Jóvenes directores de Orquesta Besazón.

  • 1969: Su gran debut en la Orquesta de Venecia, lo que impulsó su carrera para dirigir diferentes orquestas sinfónicas y filarmónicas en el resto del mundo. Éste debut fue por “accidente”. Cuando contaba con 29 años, era asistente del director Peter Maag en el teatro de La Fenice, en Venecia y tuvo que sustituirle en el estreno de una ópera. Este hecho marcó su carrera de tal manera que se asentó en la capital de Alemania donde acabó siendo el director de la Ópera de Berlín entre 1981-1990.

  • 1981-1990: Director general de la Orquesta Nacional de España.

  • 1981: Recibió el Premio Príncipe de Asturias.

  • 1986-2000: Director de la Orquesta Sinfónica de Cincinnati.

  • 1990-2000: Director de la Cámara de Lausana.

  • 2001: Recibió la Medalla de Oro al mérito en las Bellas Artes.

  • 2003-2010: director del Teatro Real de Madrid, donde dirigió más de 30 óperas y conciertos, entre los que podemos destacatar La Traviata, Tristán e Isolda o El Holandés Errante.

  • 2010-2018: Director de la Orquesta Sinfónica de Galicia.

No hay que olvidar que fue el primer director español que subió al podio de la Scala de Milán, del Convent Garden de Londres, el Metropolitan de Nueva York y de la Ópera de París.
Hacia el año 2010, la guionista y directora Cristina Otero Roth conoció a Jesús López Cobos y grabó un documental sobre su vida que lleva como título “Música en las manos”. El rodaje duró 4 años, en donde se recorrieron los lugares más importantes en la vida del maestro entre los que se encuentran Toro, Málaga, Madrid, Viena o Berlín, entre otros. La directora, en algunas entrevistas realizadas, asegura que: “Fue en la población de Toro donde le vi más feliz. Me contaba cosas de su infancia, del hambre, de las monjas que le suministraban leche para sacarle adelante. Y sobre todo le hacía mucha ilusión que en su ciudad natal le hubieran puesto su nombre a un parque – “No a una calle, no. ¡A un parque con árboles y vistas la Duero!” – ”.

En la madrugada del viernes 2 de marzo, en Berlín a los 78 años, falleció a causa de un cáncer que había padecido en los últimos años. Sin embargo, a pesar de su enfermedad, mantuvo su actividad como docente y director.

Su enterramiento se encuentra en el cementerio que hay en el Monasterio Sancti SpÍritus el Real de Toro para las hermanas de la congregación. El maestro y su familia siempre han tenido relación con las monjas desde que su padre fue el director de Correos de Toro y López Cobos era un niño. Además, éste siempre que pudo regresó a Toro y una de las paradas obligatorias era el monasterio.
155 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page